(-) LA NUEVA FORMA DE VER LA REALIDAD.

Descargue en archivo PDF
(-) LA BENDICION DE LA LECTURA BIBLICA
(-) LA NUEVA FORMA DE VER LA REALIDAD.
(-) EL TESTIMONIO DE UN TESTIGO VISUAL
(-) UN REGISTRO CONFIABLE
(-) LA PALABRA DE DIOS ES LA VERDAD DE DIOS
(-)AMAR LA BIBLIA
(-)LOGRANDO UN CONCEPTO CLARO

1. 21. Según Jesús, las personas estarán aterrorizadas por lo que van a ver y experimentar a su alrededor, Jesús les dijo a sus seguidores, que no temieran, sino, que deberían mirar hacia arriba, porque su redención se acerca; esta idea en el idioma griego original, es como decir, “alegre expectativa”. (Lucas 25: 28-XNUMX)
a. Uno puede responder así, si está entendiendo lo que está pasando y por qué. Lo mejor que podemos hacer, es prepararse para lo que vendrá, “levantar la cabeza” es decir, convertirse en un lector sincero de la Biblia, porque ella, nos muestra de antemano, todas las cosas que van a suceder pronto.
1. El apóstol Pablo advirtió a su hijo en la fe, Timoteo que vendrán tiempos muy peligrosos a este mundo, antes de la segunda venida del Señor. (II Timoteo. 3: 1: 5)
2. En (II Timoteo. 3: 13-15) debemos tener en cuenta, que Pablo exhortó a Timoteo, que cuando los tiempos empeoran, él debería continuar en la Palabra de Dios y nosotros debemos hacer lo mismo.
En estos tiempos peligrosos la maldad está creciendo en este momento por varias razones. Uno, la eliminación de las leyes que restringían el comportamiento de las personas, está conduciendo a un caos social sin límites, el engaño satánico aumenta, a medida que el diablo intenta mantener el control de este mundo
2. Desgraciadamente, muy pocos cristianos leen la Biblia y otros admiten libremente que no leen, dicen que es aburrido y no entienden; otros realmente creen que leen, pero como no tienen una metodología que les ayude a entender lo que leen, se desaniman y se olvidan de leer.
a. La Biblia, no es una colección de versículos, no fue escrito en capítulos y versículos; lo títulos y referencias se agregaron años después de que la Biblia fue completada. La Biblia es una colección de libros y cartas, cada una de las cuales, debe leerse como cualquier libro o carta, de principio a fin.
b. Por este propósito, te desafío a que te conviertas en un lector regular y sistemático del Nuevo Testamento. (El Antiguo Testamento, es más fácil de entender, una vez que estas familiarizado con el Nuevo).
1.Por lectura sistemática, me refiero a no saltar y leer pasajes al azar, debemos leer cada libro o carta, de principio a fin; si hay algo, que no entendemos consultemos a los comentarios. Esto no significa, que nunca se pueda saltar o buscar palabras y temas en un diccionario o comentario, debemos hacerlo en otro momento, porque tienes que tener un tiempo de lectura regular y sistemática.
2.Cuando hablo de lectura regular, quiero decir, reservar de diez a veinte minutos cada día leyendo todo lo que pueda; use un marcador para que donde se detiene, lo retome al día siguiente, intenta leer algunas de las epístolas más pequeñas de una sola vez, si pierde uno o dos días, no se desanime, no lo abandone, retómelo de nuevo, haciendo que su lectura regular y sistemática sea un hábito para toda su vida. b. La meta es familiarizarse con el Nuevo Testamento. La comprensión viene con la familiaridad, y la familiaridad, viene con la lectura frecuente y repetida.
A. La lectura sistemática y regular de la Biblia, cambiará la forma en que ve usted las cosas y nos dará un cuadro más claro, desde el cual podemos, entender y tratar la vida de manera más efectiva.
B. A medida que cambie su visión de la realidad y comience a ver las cosas tal como son según Dios, cambiará su forma de vida, no es lo que ves, es cómo ves, y lo que ves.
3. Las personas luchan con la lectura de la Biblia, porque no entienden el propósito de la Biblia y tienen falsas expectativas sobre lo que hará por ellos.
a. La Biblia no es un libro solo de promesas, una colección de dichos sabios, fue escrito para ayudarnos a vivir una vida victoriosa o resolver su crisis inmediata. La Biblia fue escrita para revelar al Dios Todopoderoso y su plan de redención, la salvación que Él ha provisto a través de Jesús. (Segunda Timoteo. 3: 15)
1. Los 66 libros escritos en la Biblia cuentan la historia del deseo de Dios de recuperar a su familia de la inmundicia y la contaminación del pecado, a través de Jesús. Cada libro y carta añade o avanza la historia de alguna manera.
2. La Biblia fue escrita para personas reales (bajo la inspiración del Espíritu Santo) para transmitirles información de su plan eterno de salvación y redención. Estos tres factores, establecen el contexto y nos ayudan a comprenderlo.
b. Durante las próximas clases, quiero compartir información con usted, con el objetivo no solo de inspirarlo a convertirse en un lector regular y sistemático del Nuevo Testamento, sino de ayudarlo a tener éxito en él estudio.

1. Dios creó a hombres y mujeres para que se convirtieran en sus hijos e hijas a través de la fe en Cristo. Dios hizo de la tierra, un hogar para sí mismo y su familia. (Efesios. 1: 4-5; Isaías 45:18)
a. Cuando el primer hombre, Adán, desobedeció a Dios, el pecado y la muerte entraron en la raza humana, y con ella la maldición de corrupción y muerte. No hay nada en la tierra que este igual como Dios lo creo, el enemigo destrozo todo. (Génesis 2:17; Génesis 3: 17-19; Romanos. 5:12; Romanos. 5:19; Romanos. 8:20)
1. Pero este giro de sucesos, no tomó a Dios por sorpresa. Él ya tenía un plan para deshacer el daño causado por la rebelión de la humanidad a través del Señor Jesucristo (la Semilla de la mujer). (Génesis. 3:15)
2. Jesús vino a la tierra para pagar la condenación por el pecado y abrir el camino para que todos los que confían en Él (en Cristo) y en Su sacrificio sean transformados de pecadores en santos, justos, hijos e hijas de Dios.
a. Él vendrá nuevamente para renovar y restaurar la tierra como un hogar perfecto para Dios y su familia.
b. Siguiendo la promesa de Dios, un Redentor (libertador) venidero, el Señor instruyó a los hombres a comenzar a mantener un registro escrito a medida que revelara progresivamente más y más su plan de redención.
1. (Génesis. 5: 1) “Este es el libro, del registro escrito de la descendencia de Adán”, la línea a través de la cual la Semilla, Jesús, el Redentor, vendrá a este mundo (Lucas 3: 36-38)
2. Este registro se convirtió en lo que conocemos como el Antiguo Testamento. El Antiguo Testamento, registra la historia del grupo de personas de quienes, Jesús fue descendiente de Abraham (los judíos). También se les encargó recopilar y preservar el registro escrito. (Romanos. 3: 2)
A. La Biblia en su historia redentora, no enumera todo lo que le sucedió, solo eventos y personas que se relacionan con el plan de redención.
B. La acción y los eventos registrados en la Biblia, tuvieron lugar en las tierras de Medio Oriente, centrándose en el Israel moderno. Muchas de las referencias, nos parecen extrañas porque no estamos familiarizados con la geografía o las costumbres de esa área y los períodos de tiempo descritos.
2. Hace dos mil años, el Redentor, el Señor Jesucristo, entró en el tiempo y el espacio y nació judío en la nación de Israel. Estas personas sabían por los escritos de sus profetas (el Antiguo Testamento) que este mundo, no es como Dios lo creó debido al pecado.
a. Pero también sabían que el Redentor vendrá a renovarlo y restaurarlo a su condición previa al pecado y establecer Su reino en la tierra. (Daniel. 2:44; Daniel. 7:27; Isaías. 65:17; Isaías 51: 3)
1. Los judíos del primer siglo, sabían, que este tiempo, las cosas no son como Dios pretendía que fueran, llegará a su fin; eso es algo bueno, por lo tanto, cuando Jesús vino a la escena predicando "el [período de tiempo designado] se ha cumplido y el reino de Dios está cerca" (Marcos 1:15), tuvo la atención de todos
2. A los profetas del Antiguo Testamento no se les mostró claramente que habría dos venidas separadas del Redentor. Algunas de sus profecías se refieren tanto a la primera como a la segunda venida de Jesús en el mismo pasaje. (Isaías 9: 6-7)
B. Durante los más de tres años que Jesús pasó en la tierra, con Sus doce apóstoles, les reveló que no establecería su reino en ese momento, sino que regresaría para hacerlo.
3. Después de que Jesús regresó al cielo, sus apóstoles salieron a predicar el evangelio (la muerte, sepultura y resurrección de Jesús (I Corintios 15: 1-4) con la concientes de que eran los últimos tiempos. Los últimos días comenzaron con la primera venida de Jesús y concluirán con su segunda venida.
a. El término últimos días (última vez, últimos días, última hora) se encuentra en varios lugares del Antiguo y Nuevo Testamento. Se refiere al final de esta era presente y los años previos a la venida del Señor para establecer su reino en la tierra. (Job 19:25; Isaías. 2: 2; Daniel. 2:28; Daniel. 8:23; Dan 10:14; Oseas 3: 5; Miqueas 4: 1; Hechos 2:17; Segunda de Timoteo. 3: 1; Hebreos 1: 2; Santiago 5: 3; Primera de Pedro. 1:5; segunda de Pedro. 3:3; primera de Juan. 2:8; Judas. 18)
b. Pedro hizo una declaración en uno de sus primeros sermones, que nos muestran, cómo serán los últimos días y la segunda venida. Pedro proclamó que Jesús permanecerá en el cielo "hasta el momento de la restauración completa de todo lo que Dios habló por boca de todos sus santos profetas durante siglos pasados, desde el tiempo más antiguo en la memoria del hombre" (Hechos 3:21)
1. Hemos reducido los tiempos finales (o los últimos días) a discusiones frenéticas sobre la identidad del Anticristo, un debate vigoroso, sobre si el rapto es antes, a mediados o después de la tribulación, y una discusión sobre quién irá en el rapto.
2. Estamos tan enfocados en piezas individuales (eventos relacionados con el regreso de Cristo) que nos perdemos el panorama general y tenemos miedo. ¡Jesús regresará para completar el plan de redención de Dios! La lectura sistemática y regular del Nuevo Testamento nos ayudará a enderezar nuestro pensamiento.

1. 13. El Antiguo Testamento no solo da la historia del pueblo judío, sino que señala al Redentor venidero a través de numerosas profecías, así como también tipos y sombras (personas y eventos reales que representan algún aspecto de la persona u obra de Jesús, como la Pascua) Cordero, (Éxodo 5; Primera Corintios. 7: XNUMX).
a. Jesús confirmó que el Antiguo Testamento declara de Él. En el día de la resurrección, Jesús usó el Antiguo Testamento para confirmar lo que logró a través de la Cruz. (Juan 5:39; Lucas 24: 44-45)
b. El Antiguo Testamento es muy importante (pero menor) y debe leerse a la luz mayor del Nuevo Testamento. Es por eso, que comenzamos nuestra lectura regular y sistemática con él.
C. (Hebreos. 1: 1-2) Hace mucho tiempo, en muchas ocasiones y de muchas maneras, Dios les habló a nuestros padres por los profetas, pero en estos últimos días nos ha hablado por su Hijo.
2. El Nuevo Testamento es el registro de la llegada del Redentor y su obra redentora. Todos los escritores testigos de Jesús, fueron compañeros cercanos de testigos oculares.
a. Vieron a Jesús crucificado y luego lo vieron resucitado de entre los muertos. Todos escribieron fueron conscientes de que esta era es el fin, de la era en que Jesús volverá.
1. Mateo, Juan y Pedro estaban entre los doce apóstoles que siguieron a Jesús durante su ministerio en la tierra. Marcos y Lucas, no formaban parte de los doce, pero Marcos era compañero de Pedro. Lucas era un compañero de Pablo que se convirtió cuando se encontró con Jesús en el camino de Damasco. Santiago y Judas eran medio hermanos de Jesús. Se hicieron creyentes en Él después de la resurrección. (Mateo 2: 10-2; Hechos 4: 12-5; Hechos 12: 20-5; Mateo 21:13; Marcos 55: 6)
b. Los evangelios son libros históricos escritos para presentar a Jesús (quién es El, y qué hizo). Hechos es un registro histórico de las actividades de los apóstoles, cuando salieron a predicar la resurrección de Jesús.
C. Las epístolas (cartas) fueron escritas a los creyentes que se convirtieron a Cristo a través de los ministerios de los apóstoles, durante el período descrito en Hechos. Fueron escritos para explicar la doctrina (que los cristianos creen) y dar instrucciones sobre cómo vivir.
1. Algunas de las declaraciones nos parecen extrañas, porque los escritores tuvieron que abordar cuestiones que preocupaban a la primera generación de creyentes pero hoy, no son un problema para nosotros. ¿Deben los cristianos comer carne ofrecida a los ídolos? ¿Cuál es el lugar de la ley de Moisés?
2. Parte de estas cosas, tratan con preguntas específicas que surgieron en estas comunidades de creyentes; personas reales que escribieron a personas reales sobre temas reales. Algunas partes, fueron escritas para recordar a los lectores lo que el escritor, les enseñó cuando lo visitó en persona.
c. La información en el Libro de Apocalipsis, se le dio al apóstol Juan cuando Jesús se le apareció, unos 60 años después de su regreso al Cielo. La mayor parte del libro es un relato de eventos en el cielo y en la tierra que precederán a la segunda venida de Jesús, que terminará con la tierra restaurada y Dios vendrá a vivir con su pueblo redimido en el hogar familiar. (Apocalipsis. 21-22)
3. Jesús es la Palabra de Dios, la Palabra hecha carne (Juan 1: 1; Juan 1:14). Jesús, la Palabra viva de Dios, se revela a través de la Palabra escrita de Dios, la Biblia
a. La Biblia es la única imagen 100% confiable que tenemos de Jesús. Nosotros en El, somos triunfantes de las emociones, las circunstancias y las manifestaciones sobrenaturales. Esto es especialmente importante, debido a los tiempos en que vivimos.
b. El fin de los tiempos está a la mano, un falso evangelio está creciendo y arraigándose en muchos lugares, culminará con Satanás ofreciendo un falso Mesías al mundo (Anticristo). Si estamos familiarizados con Jesús de la Biblia, podremos reconocer fácilmente a los falsos cristos y falsos maestros. (Mateo 24: 4-5)

1. 20. Gran parte de la enseñanza popular en la Iglesia de fines del siglo veinte y principios del siglo veintiuno, enfatiza nuestro propósito y destino. La atención, se centra en esta vida si logramos metas y sueños. Pero no hay nada de esto en el Nuevo Testamento.
a. Todo lo que vemos, es que Dios tiene un propósito, nos restableció en la eternidad, para recibir su vida a través de la fe en Cristo y ser parte de su familia, sus hijos e hijas. Aunque nuestro propósito comienza en esta vida, durará más que esta vida. (I Timoteo. 1: 9-10; Tito 1: 2; Romanos. 3:8: 28)
b. El apóstol Pablo (a quien se le revelo el evangelio que predicó Jesús mismo, (Gálatas 1: 11-12) escribió los versículos en la línea anterior. También escribió la epístola (carta) a Tito. En tres declaraciones, Pablo resumió el aspecto del cristianismo. (Tito 2: 11-13)
1. La gracia de Dios, nos ha traído la salvación del pecado. Su gracia nos enseña que debemos “apartarnos de la vida impía y los placeres pecaminosos, de este mundo malvado para seguir a cristo, teniendo autocontrol, conducta correcta y devoción a Dios”.
2. Debemos vivir confiados en nuestra bendita esperanza, la venida del Señor Jesucristo, para completar el plan de redención.
Debemos vivir confiados en nuestra bendita esperanza, la venida del Señor Jesucristo, para completar el plan de redención.
2. La lectura sistemática y regular del Nuevo Testamento, construirá un marco en nuestra mente a través del cual, podamos ver la vida nuestra vida ordenada. Este es el marco que obtendremos. Si esto se convierte en Su visión de la realidad, el miedo desaparecerá y superaremos los desafíos de la vida.
a. Solo estamos pasando por este mundo malvado, la mayor y mejor parte de la vida está por delante. Las cosas eternas importan mas, que las cosas transitorias o temporales.
b. Dios está mucho más interesado en que desarrollemos un carácter como el de Cristo, en el lugar donde vivimos, en el trabajo tenemos, con quién nos casamos y en el ministerio que tenemos. Lo más importante, que podemos hacer en esta vida, es brillar la luz de Jesús, y tener una buena relación con Dios Todopoderoso.
3.3. Pablo también escribió. “Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar la fe y corregir errores, para restablecer la dirección de la vida de un hombre y entrenarlo para vivir bien. Las escrituras son el equipo integral del hombre de Dios, lo ajustan completamente para todas las ramas de su trabajo (II Timoteo. 16: 17-XNUMX).