(-) El CASTIGO ETERNO

Descargue en archivo PDF
(-) LA LEY, LA GRACIA Y LA IRA DE DIOS.
(-) El CASTIGO ETERNO
(-) DIOS CARGO TODA SU IRA SOBRE LA CRUZ
(-) LA VERDAD SOBRE LA GRACIA
(-) LA OBRA DE LA GRACIA.
(-) GLORIFICADO A DIOS A TRAVES DE LAS OBRAS.
(-) LA LEY DEL DIOS.
(-) DIOS NO ESTA LOCO CONTIGO
(-) LOS CREYENTES Y LA LEY.

1. Jesús, predijo, que justo antes de su regreso, habría mucho engaño religioso, que se levantaran falsos cristos, falsos profetas y falsos maestros. (Mateo 24: 4-5; 11; 23-24)
a. Dado, que la Biblia, es nuestra protección contra el engaño, tomaremos tiempo de analizar lo que dice acerca de Jesús, ¿quién es Él, por qué vino y qué predicó? Durante las últimas clases, habíamos visto, que no podemos apreciar plenamente las buenas noticias (el evangelio) a menos, que estemos al día con las malas noticias.
1. Todos los seres humanos, son culpables de pecado delante de Dios Santo, y en consecuencia, merecen la ira de Dios contra ellos por sus pecados.
2. La ira o el castigo de Dios, es la separación eterna de Dios. Jesús es la única forma de escapar de nuestras culpas y de la destrucción que viene. (Romanos. 3:23; 1:18; Juan 14: 6; Hechos 4:12)
Cada vez, es más común escuchar a supuestos "cristianos" desafiar la idea del castigo eterno, declarando, que todas las personas, se salvan sin importar lo que crean. Ellos aducen, que Dios amoroso que, nunca enviaría a nadie al Infierno por la eternidad.
1. Aquellos que se mantienen firmes en su fe, aferrándose a lo que dice la Biblia, sobre el pecado, la ira, el juicio, el castigo y el infierno, son marcados, cada vez más como fanáticos, sectarios e intolerantes
2. Esta presión diabólica, se ha desatado, sobre los cristianos sinceros, con el fin, de hacerles para retroceder y desbaratar su fe en las verdades de la Palabra de Dios. Si alguna vez, hubo un momento para saber lo que creemos y por qué, es justo, ahora.
c. En esta lección, seguiremos hablando sobre la ira de Dios y cuán importante, es el conocimiento de las "malas noticias," si queremos entender y apreciar y las buenas noticias del evangelio del reino.
2. Este mundo, no está como debería ser, como Dios lo creo; ni la humanidad, ni la tierra son como Dios lo diseño al principio, ambas han sido dañados por el pecado e infundidos con una maldición de corrupción y muerte. Esas son malas noticias.
a. Jesús vino a este mundo para tratar y erradicar el problema central, el pecado que ha traído como resultado en la muerte. Estas son buenas noticias. (Hebreos. 9:26)
1. La paga del pecado es la muerte (Romanos. 6:23). La muerte, es más que la muerte física, la muerte, es la separación de Dios para toda la vida, es la separación en esta vida y en la vida venidera. (Isaías. 59: 2).
2. Dios hizo a los seres humanos para tener comunión y relación, nos creó con la intención de que nos convirtiéramos en Sus hijos e hijas a través de la fe en Cristo (Efesios 1: 4-5). Pero el pecado nos ha descalificado y ha desbaratado, este singular propósito.
A. Dios, que es Santo (separado de todo mal), Justo (correcto) y Correcto (hace lo legal), tiene ira contra el pecado, su ira, es una expresión de justicia, y una administración de justicia.
B. Es correcto y justo, castigar las malas acciones y premiar las buenas acciones. Dios es Fiel a sí mismo y a su naturaleza, es Inmutable, Dios no puede ignorar, ni pasar por alto el pecado; Su ira debe ser expresada y el pecado debe ser castigado. Él no puede dar, por inocente al culpable; no puede dejar que los culpables sean castigados. (Éxodo. 23: 7; Proverbios. 17:15; 24:24; Nahúm 1: 3)
b, Dios, no hizo para que los hombres pecaran, su objetivo, desde la caída del hombre, no ha sido, castigar el pecado, sino, eliminarlo para que su creación sea restaurada, como a lo que planeó desde el principio, tener una familia de santos, justos hijos e hijas.
1. Dios Todopoderoso planeo expresar, su ira hacia el pecado. Ser fiel a su naturaleza justa y correcta, es eliminar el pecado, sin que nosotros seamos destruidos y eternamente separados de Él.
2.Jesús, se hizo carne, nació en este mundo y fue a la Cruz por nosotros como castigo por nuestros pecados. La ira justa y correcta que era para nosotros por nuestro pecado, fue traspuesta a Jesús nuestro Sustituto. (Isaías. 53: 4-6; II Corintios. 5:21).
c. La ira justa de Dios, hacia el pecado, se ha expresado al mundo; cuando nosotros recibimos esta expresión, su ira ha sido eliminada de nosotros, cuando lo recibimos a Jesús como nuestro Salvador y le obedecemos Él como nuestro Señor. (Juan 3: 16-18)
1. . (Juan 3: 36) Dice, que sí, una persona no ha recibido a Cristo como su Salvador, la ira de Dios está sobre él; esto no quiere decir, que Dios trata a los impíos e incrédulos con ira, sino que los trata con misericordia, les da todo el tiempo de su vida para arrepentirse, mientras les muestra amabilidad y les da testimonio de sí mismo. (II Pedro. 3: 9; Lucas. 6: 35; Mateo 5:45; Hechos. 14: 16: 17)
2. Si la gente que escucha el evangelio, no responde a su llamado, cuando abandonen esta tierra se enfrentarán a la ira de Dios, en su justa expresión como una justa respuesta a su pecado. Nunca tendrán la vida de Dios, sino que experimentarán la muerte eterna o la separación eterna. Esa es la ira de Dios.
3. Cada vez, es más común, escuchar a las personas decir, que hay muchos caminos hacia Dios, que mientras seamos sinceros, no importa lo que creamos, iremos al cielo, pero esto no es cierto, Jesús mismo dijo: Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida, nadie viene al Padre, sino por mí. (Juan 14: 6)
a. Cuando entendemos, lo que Jesús hizo a través de la Cruz por nosotros, la justicia divina, nos declara libres de nuestros pecados, por la fe, nuestra declaración tiene mucho sentido. Nadie puede ser liberado de la pena justa y justo castigo por los pecados (separación eterna de Dios) sin el derramamiento de sangre de Jesucristo. (Hebreos 9: 22)
b. El Hijo de Dios, como Dios-hombre, Jesús, fue el único calificado para hacer este sacrificio, el lo logro en la cruz, solo debemos aceptarlo. No hay otra salida de la muerte eterna a la vida eterna, sino a través de Jesús.

1. Todos los seres humanos tienen un ser interno (espíritu y alma) y una ser externo (cuerpo físico), al morir, las porciones internas y externas, se separan y el cuerpo vuelve al polvo y el hombre interior pasa a otra dimensión, ya sea el Cielo o el Infierno, dependiendo si a creído o le ha rechazado a Jesús.
a. En (Mateo 8:12; Lucas 16: 24) el Nuevo Testamento, al infierno, se describe como un lugar de tormento ardiente, oscuridad, llanto y crujir de dientes; tenga en cuenta que algunas de las descripciones del infierno parecen contradictorias, algunas dicen que es un lugar de oscuridad y tormento.
1. Las descripciones del infierno, pretenden aclarar, el resultado de estar separados de Dios, de toda vida y luz, de toda paz y alegría, sin ninguna esperanza.
2. Están destinados a enfatizar la permanencia y la eternidad del infierno.
a. (Lucas capítulo 16) Jesús narro una historia dos hombres que murieron al mismo tiempo, uno de ellos, fue al infierno, este hombre lo llamó, lugar de tormento. (Versículos, 23; 24; 25; 28)
1. En el Nuevo testamento, se usan dos palabras griegas para el tormento, uno, significa tortura, (Versículos, 23, 28) sufrimiento, dolor, miseria; (versículos. 24,25) sufriendo agonía y angustia.
2. ¿Cómo es el tormento y el sufrimiento del infierno? Muchas personas, se confunden, se meten en problemas cuando toman versículos que describen el infierno demasiado lejos, y luego, tratan de pintar una imagen de los demonios atormentando a los hombres.
A. Jesús vino a buscar y salvar lo que se había perdido, El murió, para que los hombres, no mueran nunca más. (Lucas 19:10; Juan XNUMX:XNUMX). “Perecer y perder”, son la misma palabra griega. Significa destruir o arruinar.
No hay mayor ruina, que perderse para siempre, separándose del propósito que fuimos creados, de la comunión y relación con Dios Todopoderoso. Usted lo sabe qué esto, es el infierno.
2. Tanto el cielo, como el infierno son moradas temporales, Dios nunca tuvo la intención de que los humanos vivieran como espíritus incorpóreos en un reino inmaterial, sino que la relación y comunión con Dios se restaurara, con la segunda venida de Jesús:
a. Todos los que están en el cielo regresarán a la tierra y se reunirán con sus cuerpos a través de la resurrección de los muertos, para vivir nuevamente en la tierra, esta vez para siempre. Dios renovará la tierra y eliminará todo rastro de corrupción y muerte. El cielo y la tierra estarán juntos otra vez. (I Corintios 15: 20-21; 52-53; Apocalipsis 21: 1)
b. Todos los que fueron al infierno, serán sacados del infierno y confinados a lo que la Biblia llama el lago de fuego o la segunda muerte. (Apocalipsis 20: 12-15)
1. Jesús dio varias explicaciones, sobre esta segunda muerte en (Mateo 25:41; 46) Él dijo, que es la separación eterna de Dios, que este lugar fue hecho, para el diablo y sus ángeles. Este es un lugar de castigo final.
2. Castigo, proviene de una palabra, que quiere decir “imposición penal”. Las palabras castigar, castigar, castigar, se usan nueve veces en el Nuevo Testamento.
A. Se refiere a Dios, castigando a las personas cuatro veces. (Mateo 25:46; II Tesalonicenses. 1: 9; Hebreos. 10:29)
B. Los cuatro versículos, se refieren, de castigar a las personas que han rechazado a Jesucristo y no cree en su sacrificio, y los otros tres, nos conectan directamente con la segunda venida de Jesús
C. La máxima expresión de la ira de Dios hacia la humanidad pecadora, es la separación eterna de Dios, la exclusión de Su reino, en la segunda muerte. (Apocalipsis 2:11; Apocalipsis 20: 6; Apocalipsis 21: 8)
3. Llegará el día del juicio, el día de la ira, que no es, un día de 24 horas, sino el momento de administrar justicia y juicio en relación con la segunda venida de Jesús.
a. Considere, lo que finalmente, sucederá a todos los que a lo largo de la historia humana han rechazado al Señor Jesucristo y su salvación a través de Su muerte, sepultura y resurrección
1.(II Tesalonicenses. 1: 7-9) Cuando el Señor Jesús aparezca en el cielo, con Sus poderosos ángeles, en llamas de fuego, trayendo juicio sobre aquellos que se niegan a creer las Buenas Nuevas (evangelio) del Señor Jesús. Serán castigados con destrucción eterna, separados para siempre de la presencia del Señor).
2. La palabra griega, traducida para juicio, es venganza, significa ejecutar justicia y la ejecución de una sentencia. Castigado proviene de una palabra que significa pagar un precio o recibir una multa.
b. Las personas que rechazan el sacrificio de Cristo por sus pecados, nunca verán, la vida de Dios en esta vida, ni en la venidera, vivirán esta vida separados de Dios y continuarán separados de Dios eternamente; de eso se trata el infierno y la segunda muerte.
1. (II Tesalonicenses. 1: 9) se le llama la frase de la destrucción, no significa que sean destruidos, sino que están arruinados. Es la misma palabra griega usada en (Juan 3:16 y Lucas 19:10)
2. Los hombres, son hechos a la imagen de Dios, creados para la comunión y la relación con Dios, debido a su rechazo voluntario de Jesús, experimentarán la ruina eterna; su destino, sin cumplirse y ellos lo saben.
4. La gente refuta la idea del infierno y la segunda muerte porque piensan: "¡que esto, no es justo!" sin embargo, el infierno, se trata de justicia.
a. El infierno se trata de justicia, entendemos la justicia cuando se comete un crimen horrible. Si Charles Manson fuera "liberado" por sus crímenes, estaríamos indignados porque "¡eso no es justo!", A menos que Manson sea un pariente (nuestro hermano o hijo). Luego lo miraríamos emocionalmente y buscaríamos circunstancias atenuantes.
1. Vivimos en una cultura, que cada vez obtiene, información de la realidad por lo que siente; para la gente, la verdad absoluta y objetiva, está siendo reemplazada por sentimientos subjetivos y relativos, incluso en la iglesia. Debemos estar en guardia contra, esta tendencia, porque nos puede llevará al error y al engaño.
2. El problema no es: ¿Cómo te sientes al respecto? El problema es: ¿Qué dice la Biblia? ¿Qué dice Dios Todopoderoso al respecto? ¿Es la justicia es ciega? ¿Hay criterios para aplicarla. Según la ley o según la emociones?
b. El infierno, trata de eliminar de la creación de Dios todo lo que duele, daña y destruye. Todo el dolor y sufrimiento en este mundo, se debe directa o indirectamente al pecado y la rebelión del hombre, la única forma de traer paz y felicidad, permanentes a este mundo es eliminar el problema raíz.
1. Los hombres y mujeres rebeldes pueden someterse voluntariamente al gobierno del legítimo Rey de la tierra y ser limpiados y transformados por su poder, convirtiéndose de pecadores a hijos; como, también, pueden ser eliminados para siempre del contacto con Dios y su familia.
2. (En Mateo 13), Jesús contó una parábola sobre el trigo (hijos del reino) y la cizaña (hijos del inicuo).
A. Versículos, 40-43) Cuando sus discípulos pidieron explicación, les dijo que era una imagen de lo que sucederá en su segunda venida., los ángeles de Dios eliminarán todas las cosas que ofenden; la palabra ofender, significa poner trampa, para atraer al pecado, la eliminarán a los que hacen iniquidad, de los infractores de la ley y hacedores de iniquidad
B. ¿Por qué va a pasar esto? Número uno, Dios, es justo. Número dos, producirá y asegurará paz y justicia en el reino eterno de Dios en esta tierra. (Apocalipsis. 11:18)
C. Decimos: ¿Cómo podría un Dios amoroso crear el Infierno y poner a la gente allí? Pero lo tenemos pensar al revés: ¿cómo no podría eliminar de su familia, todo lo que duele y perjudica?
C. Sí, pero ¿qué pasa con los nativos de la jungla, los musulmanes o budistas que nunca han oído hablar de Jesús? ¿Cómo puede un Dios amoroso enviarlos al infierno, cuando ni siquiera han oído hablar de Jesús?
1. Dios no "envía a nadie al infierno". La gente va al infierno por sus propios pecados, es decir, el rechazo a Jesús, los envía al infierno. (II Pedro. 2: 1)
2. Podríamos, hacer lecciones enteras sobre este punto. Dios se preocupa por estas personas más que por nosotros. El conoce a cada uno de ellos en Adán, desde el vientre de su madre. Él conoce todos sus nombres y sabe cuántos cabellos hay en su cabeza. Él está perfectamente, presente con cada uno de ellos y lo ha estado durante toda su vida. (Hechos 17:27)
A. Dios ha publicado su testimonio, de sí mismo a través de su creación, a otros a través de la conciencia; toda cultura conocida tiene un estándar de lo correcto y lo incorrecto, es parte de la imagen de Dios que los hombres aún llevan incluso en nuestra condición caída.
(Romanos 1:20; 2: 14-15)
B. (Tito 2:11) dice que la gracia de Dios, se ha manifestado a todos los hombres. (Juan 1: 9) nos dice que Jesús ilumina a cada hombre que viene al mundo, nadie deja esta tierra, sin suficiente luz para responder a la gracia de Dios a través de Jesús.
C. Jesús no, piensa que el infierno es injusto, de hecho, como hemos visto, cuando regrese, administrará la ira de Dios, la respuesta judicial final de Dios para todos los hombres malvados.
1. El castigo futuro para los malvados es mencionado por todos los autores del Nuevo Testamento de alguna manera. Jesús habló, más sobre el infierno que estos hombres.
A. Dos palabras griegas se traducen Infierno en el Nuevo Testamento: hades y genna. En los años previos al nacimiento de Jesús, gena llegó a ser utilizada como una imagen del juicio final o el destino final de los impíos.
1. Este lugar era conocido por sus rituales paganos, especialmente los sacrificios de niños al dios Moloc. (11 Reyes 7: 23; II Reyes. 10: XNUMX)
2.El rey Josías lo convirtió en un lugar de abominación donde los cadáveres fueron arrojados y quemados. En los tiempos del Nuevo Testamento, allí se quemaba basura. (II Reyes 23:10)
B. Todas menos una referencia a gena (Santiago 3: 6) provino de Jesús (Mateo 5:22; 10:28; 18: 9; 23: 15; Marcos 33: 9; 43; 45; Lucas 47: 12; 5:16).
2. Si alguna vez hubo un tiempo para conocer a Jesús como se revela en el Nuevo Testamento, es ahora. A. La Biblia no solo nos ayuda a entender por qué el castigo eterno es justo y justo, sino que nos muestra el carácter de Dios. Dios nunca lo ha hecho y nunca le hará mal a ningún hombre.
B. No podemos permitir que lo que aún no sabemos sobre el plan de Dios para la humanidad socave lo que sí sabemos. (Deuteronomio 29:29)