LA SANIDAD A TRAVÉS DE LA FE

(-) La voluntad de Dios de sanar
(-) La voluntad de Dios para sanar II
(-) Objeciones a la curación
(-) Más objeciones a la curación
(-) Cómo viene la curación
(-) Sanando a través de la fe
(-) Sanando a través de la fe II

1. Si su única fuente de información, sobre la curación fuera la Biblia, no podríamos llegar a otra conclusión llena de dudas y pretextos, sino estar completamente seguro que es la voluntad de Dios sanar
a. Jesús, era la voluntad de Dios en acción en la tierra, sanó a todos los que vinieron a Él. (Hebreos 1: 1-3)
b. En la cruz, Jesús llevó nuestras enfermedades y nuestros pecados. (Isaías. 53: 4-6)
C. La sanidad está incluida en la redención, lo que demuestra, que es la voluntad de Dios es salvar y sanar a todos.
2. Mucha gente lucha, refutando esta verdad, porque no saben lo que dice la Biblia y ponen su experiencia por encima de la Biblia. Estamos estudiando la palabra de Dios para resolverlo.
3. Los cristianos, a veces se confunden, el área de la sanidad, porque no comprenden que la curación, nos llega de dos formas específicas. Las personas pueden curarse mediante dones de curaciones o mediante la fe en la palabra de Dios.
4. La enseñanza pasada, nos enfocamos en los dones de sanidad, en esta clase, nos enfocarnos en cómo, recibir sanidad a través de la fe en la palabra de Dios

1. . Cuando los dones de sanidades, están en funcionamiento, el Espíritu Santo autoriza a una persona a ministrar sanidad a los demás.
a. Esta persona se convierte en un conducto o canal de las bendiciones de Dios para todos los que sufren.
b. Cuando una persona, es usada para ministrar dones de sanidades, a menudo decimos: tiene una función de sanidad.
1. En otras palabras, cuando ora, ministra a alguien, un poder curativo tangible o unción fluye de esa persona a los enfermos.
2. La persona que Dios usa con sanidad, no puede apagar y encender este poder como lo desee.
C. Los dones o manifestaciones del Espíritu Santo, operan como Él quiere, para el bien de toda la iglesia. (I Corintios. 12: 7)
2. Una manera de recibir la sanidad, es ser atendido por alguien que tiene el don de sanidad (unción curativa) cuando está en manifestación u operación opera, dos tipos de curaciones pueden suceder en tal entorno.
a. Dios a veces soberanamente, sana en un ambiente, donde su unción está presente, aparte de la fe.
b. La curación llega a aquellos a quienes tienen fe y se les ministra fe; creen que el poder de Jesucristo para su sanidad. Está en operación se logra, cuando se ora por enfermos y ellos creen que se sanarán, y lo reciben.
3. Podemos obtener, una idea de cómo funciona este tipo de sanidad, al observar el ministerio de Jesús, el sanada con poder o unción curativa. (Hechos 10:38; Lucas 6: 17-19; Marcos 5: 24-34)
4. Algunos hechos adicionales, acerca de ser sanado por una manifestación del Espíritu
a. A nadie, se le promete que una unción de sanidad, que los sanará, sin que su fe esté involucrada.
b. Esta es una manera, más fácil de recibir curación. Implica fe, porque puedes ver y sentir al que está ungido con poder sanador de Dios.
C. Es más fácil, perder, la sanidad que viene a través de un don del Espíritu, si hay un contraataque.
Si él ha sido sanado y no ha desarrollado su fe, es posible, que dude y los síntomas regresen, y diga: supongo, que no fui sanado después de todo y perder la fe.
5. Las personas que Dios usa regularmente en este ministerio, han notado que los dones de sanidad, funcionan mejor en los no creyentes que en los cristianos
a. Los cristianos mayores a menudo, no son sanados por los dones de sanidades por sus dudas.
b. Dios espera que crezcamos después de ser salvos y que desarrollemos nuestra fe en Su palabra, para que podamos recibir sanidad a través de la fe en Su palabra.
6. Veamos cómo recibir sanidad a través de la fe en la palabra de Dios.

1. La oración de fe, no es una oración para pedir, es una oración para liberar, para crear fe en los creyentes por la palabra de Dios.
a. Una de las cosas, que Dios ha hecho por nosotros en Su libro, es decirnos, lo que Él nos ha provisto a través de Jesucristo. Ahora, Él nos pide, espera que lo creamos y lo recibamos, antes de que lo veamos, esto es fe.
b. Cuando lo creemos, Él hace que suceda o que se haga realidad la sanidad en nuestras vidas.
2. En la oración de fe, no le pides a Dios, que te dé nada, le recibes a Dios algo que ya te ha dado, a través de Cristo.
a. En lo que a eso, respecta, Él ya nos ha sanado.
b. Usted fue sanado hace 2,000 años, cuando Jesús llevó sus enfermedades y sus pecados en la cruz. (Isaías. 53: 4-6; I Pedro. 2:24)
3. ¿No nos dice la Biblia, que debemos pedirle cosas a Dios? (Santiago 4: 2; Mateo 7: 7-11)
a. Sí, pero, como siempre, debemos leer el contexto. Santiago, está hablando de conflictos (3:16), y en 4: 1-3 enumera las causas de los conflictos.
b. Cuando dejamos que dominen las lujurias egoístas, luchamos entre nosotros, tratando de obtener cosas el uno del otro, cuando deberíamos ir a Dios.
C. (Mateo. 7: 7-11) Uno de los temas del Sermón del Monte, es que tenemos un Padre celestial que nos ama, a quien podemos y debemos acudir en confianza en busca de provisión.
4. Cuando oramos, la oración de fe, no oramos, Señor, si es tu voluntad, sáname.
a. La frase “si es tu voluntad” nunca se debe usar si queremos, recibir la sanidad de la Biblia.
1. Jesús oró “Si es tu voluntad” una vez. Su propósito, no era cambiar nada; sino someterse a la voluntad de Dios para Su vida y Su misión en la tierra. (Mateo 26: 39-42)
2. Un hombre vino a Jesús para ser sanado y le preguntó: "Si es tu voluntad". Jesús corrigió, el pensamiento del hombre, antes de sanarlo. (Mateo 8: 1-3
a. Dios escucha las oraciones de las personas, que son justas que buscan y quieren su voluntad. (I Pedro. 3: 12)
1. b. Si no sabemos que somos justos en Cristo, entonces, no estamos listo para hacer la oración de fe para recibir, sanidad.
2. Si no está convencido de que la sanidad, es la voluntad de Dios para usted, entonces, usted todavía, no está listo para hacer la oración de fe por sanidad.
5. Debes entender, el sentido, de la sanidad, que Dios ya ha hecho todo por nosotros.
a. No te va a sanar. En lo que respecta a Dios, ya te ha sanado a través de Jesús
b. No se trata de que Dios haga algo por nosotros, se trata, de que recibamos lo que ya nos ha proporcionado.
C. ¿Cómo obtenemos o recibimos la salvación de Dios por nuestros pecados?
1. ¿Le rogamos que nos salve? ¿Preguntamos y preguntamos y preguntamos hasta que nos sentimos salvados?
2. No, descubrimos, que Jesús ya murió para pagar nuestros pecados, solo creemos y lo recibimos, luego expresamos a Jesús como nuestro
Señor y salvador. (Romanos. 10: 9,10)
3. En otras palabras, tomamos lo que nos ofrece creyéndolo, luego Dios él lo hace efectivo en nuestras vidas. Él pone en acción en nosotros, lo que ya ha provisto y lo que nosotros ha lo hemos recibido.
Cruzar.
a. La sanidad, funciona de la misma manera con la sanidad, porque la curación, nos ha sido proporcionada a través del mismo acto histórico que pagó por nuestros pecados en la Cruz.
b. Crees todo lo que Dios ha hecho por ti, a través de Cristo, crees lo dice la biblia de la sanidad, crees que Dios puede hacerlo realidad en tu cuerpo.

1. Versículo 14. Jesús habló a una higuera, y se cumplió lo que le dijo.
a. Luego explicó a sus discípulos, que si crees y lo hablas, lo tendrás.
b. Por lo tanto, cuando ores (lo que implica hablar, no solo preguntar), considéralo hecho desde ese momento que oras recíbelo y lo verás.
C. Eso es exactamente, lo que Jesús le hizo a la higuera, y eso es exactamente lo que sucedió.
2. Jesús nos da dos características del tipo de oración que siempre logra resultados, la oración de fe. (El contexto de este pasaje es la oración y la fe).
a. Versículo 23. Si crees en tu corazón y dices con tu boca, lo que crees, tendrás lo que dices, lo que dices se cumplirá.
b. Versiculo 24. Si crees que tiene algo, antes de verlo, lo verás.
3. En otras palabras, si crees que recibes sanidad, cuando oras, por la autoridad de Dios y el Todopoderoso nombre de Jesús, has sido sanado, serás sanado. Experiméntalo.
4. Nos llegar a un punto, de liberar tu fe, demuestra tu fe, recibe lo que, Dios ha dicho y provisto. (Hechos 14: 9
a. Una razón para llamar a los ancianos y ser ungido con aceite, para que oren y nos unjan poniéndonos las manos con aceite, es para hacer la oración de fe.
b. No hay poder curativo en el aceite o en las manos de los ancianos, a menos que esté en funcionamiento un don de curación.
C. El aceite y los ancianos, son el punto, en el que dices: Padre, te agradezco por proporcionarme la curación en la Cruz. A medida que se me imponen las manos, y me untan con aceite, recibo (tomo o reconozco) la sanidad, que tu Señor, me has proporcionado en la cruz.
e. Muchas gracias que ahora estoy curado.
5. A partir de ese momento, todo lo que hagas y digas debe ser una expresión de su fe en la palabra de Dios, primero creemos y luego lo recibimos, al fin, estamos sanos.
a. (Hebreos 4:14; 10:23) Dice, que nos mantengamos firmes en la profesión de nuestra fe, nosotros debemos decir lo que Dios dice
b. Gracias Señor Jesús por sanarme. Gracias, Jesús, por llevar mis enfermedades para que yo no las tenga que sufrir. Gracias porque estoy libre de dolor y la enfermedad.
C. Cuando vienen pensamientos, no vas a sanar, respondes y tu respondes, no, estoy tratando de sanarme. La respuesta correcta es, Jesús me sano, no estoy tratando de curarme. ¡¡ Ya Estoy Sanado!!

1. La gente escucha un mensaje o dos como este y luego lo intenta. No se curan y se desaniman o deciden que esto no funciona.
a. Se necesita tiempo, para entender y estar convencido por completo, de que lo que Dios prometió lo hará, sin importar, cómo usted sienta o se vea. (Romanos. 4:21)
b. (Juan 15: 7) Se necesita tiempo para que la palabra de Dios, domine y conmueva lo que vemos y sentimos en el cuerpo.
C. Marcos 11: 23,24 – ¿Qué tan sensibles, es a la palabra de Dios? Tienes que desear con hambre la palabra.
2. Josué 1: 8 – El éxito llega, a aquellos que meditan en la palabra de Dios día y noche.
a. Para muchas personas, su única exposición al reino invisible de Dios del que proviene toda nuestra ayuda, es una o dos veces por semana, tres veces como máximo, a través del sermón del pastor.
b. Sin embargo, en cada momento del día, estamos recibiendo información sensible que contradice la palabra de Dios.
C. Muchos, no saben, como contrarrestar todo eso, y mucho menos hacerlo.
3. Lleva tiempo para controlar nuestra lengua, tenemos que aprender hablar como lo hace Dios. (Santiago 3: 2)
4. Muchos luchan con sus dudas. ¿Cómo puedo decir cosas así, soy más que un conquistador, y todo lo que hago prospera, estoy curado, cuando, sé que no es verdad? Estoy mintiendo.
a. Cuando, dices lo que, Dios dice antes de verlo, no estás mintiendo, es el lenguaje de Dios, así Dios hace las cosas. (Romanos 4:17)
b. Necesitas entender la diferencia entre la verdad y la falsedad.
1. Verdadero, todo lo que vemos, está sujeto a cambios. (II Corintios. 4: 18)
2. Verdad, palabra de Dios, esta disponible para siempre. (Juan 17:17; Mateo 24:35)
3. La verdad puede cambiar y cambiará la verdad su vida, incluida la enfermedad y el pecado en su cuerpo.

1. Si no está en el lugar apropiado, donde puede hacer la oración de fe, haglo por usted mismo, ore por su sanidad, no se desanime. La fe crecerá. (II Tesalonicenses. 1: 3)
2. La fe crece a medida que la alimentas y la ejercitas en la palabra de Dios.
a. Comienza a obedecer (Josué 1: 8) alimenta y ejercita tu fe.
b. Si ha estado haciendo esto, pero aún no está obteniendo los resultados que desea, ¡sigue haciéndolo! ¡Dilo hasta que lo veas!