Ama a tu Prójimo IV. Ten paciencia con las personas.

(-) Ama la forma en que Dios ama
(-) Soy egoísta
(-) Piense, no reaccione
(-) Paciencia con la gente
(-) Pon la otra mejilla
Lidiar con la ira
Ira y dolor
Raca, tonto
Juzgar
Más sobre juzgar
1. Debemos amar a los demás con el mismo amor con el que Dios nos ama. Dios es Amor:
a. Renunciando al derecho a desquitarse o vengarse.
b. Sin hacer acepción, para todos por todo.
c. Trata a las personas que no como se merecen, como si se merecieran; como queremos que nos traten y como Dios nos ha tratado.
2. Los seres humanos se centran en sí mismos, por su naturaleza de pecado tienden a pervertirse, nacen y crecen en un ambiente disoluto. (Isaías. 53: 6)
a. Dios nos pide que hagamos morir el yo, nuestro egocentrismo personal y amemos a los demás. (II Corintios. 5:15) Cuando venimos al Señor y nos arrepentimos, cambiamos nuestra forma de vivir, ya no vivimos para nosotros vivimos para Dios y para los demás. (Mateo. 16: 24)
C. Parte del proceso para renovar nuestras mentes, es identificar las áreas en las que andamos mal y hacer una decisión de abandonarlo.
3. Para caminar en el tipo de amor hacia los demás, que Dios le pide, tenemos que quitar nuestros ojos del mundo y enfocarnos en Dios. ¿Cómo?
4. Primero, debe reconocer que hay una respuesta automática en cada situación, el Espíritu Santo usara la palabra de Dios, iluminando nuestra mente, para hacer lo que es mejor para nosotros.
a. Esta decisión es infalible y automática porque tenemos la naturaleza de Dios en Cristo.
b. cuando dejamos que el Espíritu nos guie, tomamos decisiones correctas y no fallamos; mirar la forma que los pecadores lo hacen, eso es lo que conduce al conflicto.
C. Tu camino no es necesariamente incorrecto, ni tampoco extraño. ¡¡Son simplemente diferentes!!
5. El amor con el que debemos amar es un amor que "piensa, razona" en lugar de "emocionarse y reaccionar".
a. (I Corintios. 13: 1) Si puedo hablar en lenguas de hombres e incluso de ángeles, pero no tengo amor, mi razonamiento, devoción e intención, no es espiritual, no está inspirado en Dios, porque Dios habita donde hay amor sincero, cuando doy porque me sobra o por cumplir, soy como una campana que suena y hace ruido.
b. Este amor es intencional, un acto de la voluntad, una elección.
C. Este amor es racional, implica pensar y no reaccionar.
6. Cuando interactúas con personas que debes conocer y piensa en ellas:
a. ¿Por qué solo dices, haces y buscas tu bien o no de ellos?
b. ¿Cómo le gustaría ser tratado en esa situación difícil, le gustaría que lo avergüencen y lo maltraten?
C. Su percepción de la situación es tan real y válida para ellos, como la tuya lo es para ti; bien es correcta o incorrecta.
d. Entonces, debemos decidir cómo tratarlos en función, de cómo Dios nos trata en Cristo.
7. No podemos hacer una lista de lo que se debe y no se debe hacer, porque hay tantas relaciones (de casuales a cercanas) y tantas situaciones (de menores a mayores) que no se puede hacer.
a. cuando aprendemos los principios generales de la Biblia, el Espíritu Santo nos ayudará a aplicarlo correctamente.
b. Podríamos decir que la Biblia, nos da una salida positiva y una salida negativa en cuanto a cómo tratar con las personas.
1.El positivo, trata a las personas como quiere que te traten a el, es bendecido. (Mateo 7:12).
2. El Negativo, devuelva mal por mal, y esta propenso a recibir la disciplina de Dios. (Levítico 19:18; Prov. 20:22; Proverbios. 24:29; Mateo 5:39; 44; Romanos. 12:17; I Corintios. 6: 7; I Tesalonicenses. 5:15: I Pedro 3: 9)
8. Para hacer estas cosas, debemos de saber ser paciente con las personas. En esta lección, queremos centrarnos en cómo ser pacientes con las personas.

1. XNUMX. En una versión dice, el verdadero Amor, soporta mucho tiempo y es paciente; en otra versión dice, el amor es muy paciente y amable con todos.
2. Paciencia (MAKROTHUMEO) significa soportar el agravio y sufrir mucho.
3. La paciencia es una característica de Dios. Él sufre mucho. (Éxodo. 34: 6; Salmos. 86:15; Salmos. 103: 8; Salmos.145: 8; Romanos. 2: 4; II Pedro 3: 9; 15)
4. En (Gálatas. 5: 22) La paciencia es un fruto del Espíritu, cuando tenemos la vida de Dios en nosotros, no parecemos pacientes, sino, somos pacientes.
5. La paciencia no es un sentimiento, la paciencia es una decisión que tomamos para “soportar” las cosas que otras nos hacen; la paciencia soporta a las personas toxicas que nos desagradan, sin tomar represalias.
a. Ser paciente, no significa que no se sienta rabia o disgusto; significa que somos sobrios y no reaccionamos carnalmente a las desavenencias de la vida. Un creyente no puede reaccionar mal, tiene que ser obediente al Padre.
b. Jesús se molesto con sus propios discípulos a veces. (Mateo 17:17)
1. ¿Cuánto tiempo debo aguantarte tus palabras?
2. ¿Cuánto tiempo debo seguir siendo paciente con usted?
C. ¿Qué hizo Jesús? ¿Cómo ejerció paciencia? Versículo 8-21
1. Hizo las obras de su Padre y liberó al cautivo.
2. Destruyó las obras del diablo.
3. Explicó a los discípulos lo que habían hecho mal.
6. Ser paciente con la gente no significa que no se sienta molesto.
a. Ni siquiera significa que no puedas exhortar o reprender a las personas en situaciones.
b. Pero tienes que examinar los motivos detrás de tus acciones. No puedes reaccionar (tomar represalias) solo porque te irritan.
7. La palabra sufre (ANECHOMAI) es abstenerse; misma palabra usada en (Efesios. 4: 2 y Colosenses. 3:13)
a. (Efesios 4: 2) “Viviendo como hijos de Dios, con paciencia, soportándose unos a otros”.
b. (Efesios 4: 2) “Sean humildes, mansos y pacientes, soportándose los unos a los otros en amor.
C. (Colosenses. 3: 13) “Deben soportar las faltas de los demás, ser generosos con los demás, cuando alguien les ha dado motivo de queja; La generosidad del Señor hacia ti debe ser tu modelo.”
8. (ANECHOMAI) significa literalmente constreñir.
a. Es abstenerse de hacer lo que tienes ganas de hacer.
b. Usted se abstiene de gritarles, pagarlos y hacer escándalo.
9. Recuerda a Santiago y Juan. Estaban listos para pedir fuego del cielo, pero Jesús no les permitió. (Lucas 9:56)
a. Jesús dijo: no entienden lo que son. ni por qué están aquí.
b. Versiculo 55: No estamos aquí para destruir a las personas, sino para salvarlas.
C. No entiendes, dijo, qué espíritu les está moviendo.
10. Tú y yo somos embajadores de Cristo, representantes de Jesús. (II Corintios. 5: 20)
a. Estamos aquí con un propósito eterno: salvar a las personas, no destruirlas.
11. En conclusión, paciencia, no es devolver mal por mal.
a. No importa, que el mal sea grande o pequeño, real o imaginario, no pague de la misma manera.
b. Para la mayoría de cristianos carnales, el mal nos hiere y les molesta.
1. Cuando alguien nos ataca, nos dice palabras hirientes, pensado lo bien o sin pensarlo, el diablo nos está poniendo una trampa.
2. Cuando alguien habla demasiado, dice algo equivocado y tiene un hábito que nos molesta, debemos amarlo y tenerlo paciencia.
C. En la mayoría de las veces los conflictos con otras personas, son problemas devastadores que alteran nuestra vida; hay que apartarse de estas cosas, porque son cuestiones cotidianas y mundanas.
d. Tenemos principios y expectativas poco realistas, solo de boca, que no lo podemos cumplir.
12. No debemos pagar a nadie con la misma moneda, no importa que el problema sea grande o pequeño.
a. Cuando alguien nos ha perjudicado de alguna manera, tenemos la responsabilidad de responder correctamente, llenos de gratitud, porque es una oportunidad para responder con amor y perdón.
b. Jesús dijo que debemos perdonar y renunciar a nuestro derecho a vengarnos o venga - hasta 70 x 7. Mateo 18: 21,22
C. El amor verdadero cubre multitud de pecados. (I Pedro. 4: 8)
1. Porque el amor no toma en cuentas los pecados, perdona y desprecia las ofensas ajenas.
2. El amor no tiene ojos para mirar los pecados ajenos.
3. Sí, pero ¿no se supone que debemos exponer el pecado en la iglesia? El contexto de este versículo, es pecar unos contra otros, dañarse, molestarse unos a otros.
13. La sobriedad o paciencia, es una forma de expresar el amor de Dios. Nos sirven para no detenerse cuando somos perjudicados.

1. Hay que Comprender que sus reacciones a cada situación son expresiones reales, que deben tener respuestas espirituales.
a. Nuestras reacciones no tienen que controlarnos, nosotros tenemos que controlarlas, para evitar que nos lleven a actuar pecaminosamente). (Efesios. 4:26)
b. Soy una nueva criatura que se siente enojada, molesta y herida, pero en lugar de estar enojada, herida, molesta, debe demostrar que hay un poder espiritual de amor y perdón continuo.
2. Lo que sentimos, es el resultado de lo que pensamos sobre una persona o una situación. (Mateo 6:25; 31).
a. Cambiamos pensamos mal, hablamos y hacemos mal.
b. Si cambiamos lo que pensamos, entonces cambiamos lo que nos decimos y la forma que actuamos. Hay que dejar que la palabra sea nuestra fuente de pensamientos.
3. Cuando alguien te lastima, te hiere, te molesta, no lo escuches, tu cuerpo es templo del Espíritu Santo que refuta todo ataque satánico. Es espontaneo ¿Qué te dices a ti mismo, te movió tu carne?
a. Mucha gente mundana, no conocen nada mejor que molestar, criticar y lastimar porque son hijos del diablo.
b. No podemos darse a su altura, ellos no conocen a Jesús, por eso tienen terribles fallas.
C. No tienes derecho a hacerme esto. ¿Cómo puedes hacerme esto?
d. Eres un estúpido idiota, ignorante!
4. Cuando escuchas estas cosas y te victimizas, te dices a ti mismo, puedes alimentar tu ego y empeorar la situación, perdiendo la paz.
5. ¿Esto significa, que nunca puedo confrontar a alguien por su comportamiento hacia mí?
a. De ningún modo, puedes hacerlo, pero una cosa es amar y tener paciencia y otra cosa es tomar represalias.
b. Debe estar seguro que tienes dominio y el Espíritu de Dios, cuando los confrontas.
1. ¿Cuál es tu voluntad para con ellos? ¿ayudar? ¿lastimar? ¿desquitarse? para salir en la cima? para hacerles saber que usted sufre para que ellos también sufran?
2. ¿Es la confrontación una excusa para regañar o lastimar?
C. ?Cuando hablas con alguien severamente, es importante, ¿lo que dices y la manera como lo dices?
1. Cuando demuestras amor, tienes sabiduría, y Dios tiene la última palabra.
2. Para arreglar un problema no tienes que hablar mucho y lucirte, tienes que demostrar que tienes razón, pero con amor.
a. ¿Lo que estás diciendo trae paz a la situación o levanta más el fuego de la ira? (Romanos. 12:18; 14:19) ¿Es realmente un inconveniente, vale la pena luchar o tener resentimientos por este problema?
6. Debemos demostrarles afecto a los demás, como quisiéramos que nos dieran afecto a nosotros. (Mateo 7:12)
a. En cuanto a nuestras debilidades, tus errores, ¿cómo quisiéramos que nos traten? con misericordia, comprensión, amabilidad y perdón?
b. Los aprietos y malas experiencia, nos deben ayudar, alentar y no desanimar.
C. Así como deseas que la gente te aguante y soporte tus caprichos, tú tienes que soportarles también a ellos.

1. Una clave más importante es hablar contigo mismo de la situación.
a. Tenemos que tomar tiempo, meditar y calmarse lo suficiente para poder reaccionar, los cristianos nos son gente hipersensible e intemperante; calmar la tempestad es una forma de alabar y agradar a Dios. Debemos dar gracias por todos los hombres. (2 Timoteo 1: 8)
b. Cuando hacemos esto, estamos bendiciendo a la persona que nos hizo daño. (Mateo 5:44).
2. Mire algunos ejemplos de cómo las personas se hablaron, a sí mismas en algunas situaciones
a. (Lucas 23: 34) En la Cruz, Jesús pidió perdón por las que lo estaban flagelando. ¿Qué se dijo Jesús a sí mismo?
b. (Lucas 10: 25-38) El buen samaritano, no dijo que era un idiota, borracho y descuidado cuando encontró al hombre herido, no hay nada de malo viajar solo por el camino. ¿Qué se dijo a sí mismo?
C. (Lucas 10: 38-42) Marta estaba segura de que la habían tratado mal. ¿Qué se dijo a sí misma?
d. (Lucas 15: 25-32) El padre del hijo pródigo podría haberse enojado mucho o herido por las acusaciones falsas de su hijo. ¿Qué se dijo el padre a sí mismo?
e. (II Samuel 16: 5-14) David fue maldecido injustamente por Simei, pero no tomó represalias, confiando en que Dios obraría para bien. ¿Qué se dijo David a sí mismo?

1. Cuando meditas y pones a la otra persona primero, tratas de la forma en que te gustaría que te trataran.
2. Cuando te detienes, te dominas y no devuelves mal por mal, a pesar de lo que la otra persona ha hecho, agradas a Dios. Dios no es Dios de altaneros y vengativos.
3. ¿Cómo se logra control de sí mismo?
a. Reconoce que es tu deber ante Dios, y puedes hacerlo, porque has nacido de nuevo, tienes la palabra y el Espíritu de Dios morando en tu corazón. (Mateo 22: 37-40)
b. Alaba al Señor por las otras personas, pídeles que les cambie.
C. Derriba los pensamientos que alimentan tu ira, el resentimiento, el dolor, la lucha, el rechazo, aprendiendo de Jesús.
d. (I Corintios. 13: 7) El amor está dispuesto a creer y ver por la fe, lo mejor de cada persona. e. Recuerde, tenemos que vivir con perspectivas eternas: Dios hará que Sus propósitos, sea una bendición para nosotros, si le respondemos correctamente.