LA VOLUNTAD DE DIOS PARA SANAR II

(-) La voluntad de Dios de sanar
(-) La voluntad de Dios para sanar II
(-) Objeciones a la curación
(-) Más objeciones a la curación
(-) Cómo viene la curación
(-) Sanando a través de la fe
(-) Sanando a través de la fe II

1. Con un estudio cuidadoso de la Biblia, encontraremos, que Dios es el Sanador y que su voluntad, es siempre sanar, que hay oposición por las siguientes razones:
Su voluntad de sanar, aunque, existe controversia por dos razones.
a. La gente carece de conocimiento de la palabra de Dios sobre el tema.
Dos. La gente pone la experiencia por encima de la palabra de Dios.
2. Para ser curado, debes conocer dos claves vitales:
a. Debemos saber que Dios, ya nos ha provisto sanidad, a través de la Cruz de Cristo que es su voluntad sanarnos. Él ya ha dicho sí, a través de del sacrificio redentor de Jesús. (Isaías. 53: 4-6; II Pedro. 2:24)
b. Debemos saber, cómo creer y recibir lo que Dios
.nos ha provisto, por la fe. (Hebreos. 6:12)
3. En esta serie, estamos viendo ambas cosas, Uno podemos aceptarlo y recibirlo por la fe.
y que podemos y debemos tomar lo que Él ha provisto por fe.
4. La última vez, comenzamos a ver la disposición, incluso el entusiasmo, de Dios de sanar a los enfermos. Queremos continuar ese tema en esta lección.
personas. Queremos continuar ese tema en esta lección.

1. La enfermedad, no es parte del plan de Dios para el hombre. (Efesios 1: 4,5; Romanos 8:29).
a. No había enfermedad en el Jardín del Edén antes de que el hombre pecara. (Génesis 1:31)
b. No hay enfermedad en el cielo, y no habrá, en el reino que Jesús establecerá cuando regrese a la tierra. (Isaías 65: 19,20, XNUMX)
C. No habrá ninguna enfermedad en el cielo nuevo y la tierra nueva que Dios finalmente establecerá. (Apocalipsis 21: 1-4)
d. La enfermedad está en la tierra a causa del pecado. (Romanos. 5:12)
2. Dios se ocupó de nuestras enfermedades, al mismo tiempo que nos perdonó nuestros pecados.
con nuestros pecados
a. Jesús llevó nuestros pecados y nuestras enfermedades en la Cruz, librándonos de maldición y el castigo. (Isaías. 53: 4-6)
b. Sabemos, que es la voluntad de Dios sanar a todos, porque la sanidad, está incluida en Su plan redentor para todos.
3. En la última lección, hicimos un repaso de sanidad en el Antiguo Testamento y encontramos
a. Que la primera promesa de sanidad en la Biblia, se hizo a las personas, que fueron redimidas de la esclavitud del Faraón. (Éxodo. 15: 13,26, XNUMX)
1. Que Dios, no solo prometió ser su Sanador, sino que sacó a su pueblo de Egipto sano. (Salmos. 105: 37)
2. Lo último que hicieron los Israelitas, antes de salir de Egipto fue, comer el Cordero de la Pascua. (Éxodo. 12: 3; 8)
3. Cristo es nuestro Cordero de Pascua y su cuerpo dado en sacrificio por nosotros, para nuestra salvación y sanidad. (I Corintios. 5: 7)
b. Dios prometió, ser su médico, para que vivan libres de la enfermedad en la Tierra Prometida. (Éxodo. 23: 23-26)
C. Cuando los israelitas fueron mordidos por serpientes mortíferas en el desierto, todos los que miraban, a la serpiente de bronce en un poste (un tipo de Jesús en la Cruz) fueron sanados. (Números 21: 4-9; JUAN 3:14)
1. Tipo, es una palabra que sirve simbolizar a otra. Todos los que miraron a la serpiente (típico de pecado y muerte) colgado en un poste fueron, sanado. Esta representación tipifica, que todos nuestros pecados fueron colgados en la cruz.
2. Algunos, dicen que no es la voluntad de Dios sanar a todos. Si todos los que miraron al tipo de la cruz de Cristo fueron sanados, ¿cómo podemos que no todos se sanan: las Escrituras afirman, que todos los que miran a Cristo se sanan? Los que no se sanan, es porque no miran a Cristo. ¿El tipo tenía poder, antes del cumplimiento del tipo?
a. Cuando Israel llegó a la frontera de la Tierra Prometida, Dios les reiteró su promesa de salud. (Deuteronomio 7: 12-15)
1. Se describen varios relatos milagrosos de sanidad, durante su tiempo en la tierra prometida. (II Reyes 5: 1-14; II Reyes. 20: 1 -7; II Reyes. XNUMX: XNUMX- XNUMX)
2. No hay una sola prueba registrada en el Antiguo Testamento, en que Dios se niegue a sanar a nadie de su propio pueblo.
a. Job se curó. David fue sanado. Job 42:10; Sal 30: 2,3; 103: 1-3
4. En (Proverbios. 4: 20-22) Dios le dio a su pueblo instrucciones específicas, sobre cómo tener una vida saludable. MARPE, es salud en griego y quiere decir, curativo, medicina
a. (Proverbios. XNUMX: XNUMX) Salud, RAPHA es sanidad, cura.
a. Salud = una forma de RAPHA = una cura.
b. Las personas que viven para Dios y son obedientes a su instrucción, tienen una vida saludable.
5. . Incluso en los profetas, encontramos sanidad para el pueblo de Dios.
a. (Isaías. 53) Contiene la imagen profética del Señor, llevando nuestros pecados y enfermedades y sanándonos con su herida.
b. El Antiguo Testamento termina con la promesa de sanar al pueblo de Dios. (Malaquías. 4: 2) Curación, es igual que sanidad, la misma palabra. (Proverbios. 3: 8)

1. . El Nuevo Testamento, comienza con los evangelios, cuatro relatos de testigos oculares de la vida y
del ministerio de Jesucristo en la tierra. Veamos estas cosas:
a. Jesús fue la manifestación de Dios, la voluntad de Dios en acción en la tierra. (Juan 4:34; 14: 9; Hebreos 1: 1-3)
b. Jesús sanó a todos los que l siguieron buscando sanidad.
Él no se negó a sanar a una sola persona, El no causo la enfermedad de nadie. (Mateo 4: 23,24; 8:16; 9:35;
15:29; 31: 19; 1,2:21-14; XNUMX:XNUMX; XNUMX:XNUMX)
C. Sanó a la gente, en el lugar de la Cruz, donde
llevó nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores. (Mateo 8:17)
d. Él entreno, empodero y envió a sus seguidores a ministrar sanidad.
(Mateo 9: 35-38; 10: 1: 1; 7,8; Marcos 6: 12,13; Lucas 10: 1; 9; 17)
e. Los que creen en Jesús, pueden hacer las obras que hizo. Sanar. (JUAN 14:12)
F. Justo, antes de que Jesús volviera al cielo, encargó a sus seguidores ir a sanar,
cuando predicaran el evangelio, impusieran manos para sanar. (Marcos 16: 15-18).
g. El único límite del poder sanador de Jesús, fue y es la incredulidad. (Marcos 6: 5,6; Mateo. XNUMX:XNUMX; XNUMX:XNUMX-XNUMX)
Mateo, 13:58; 17:14-21
2. En Hechos, este ministerio de curación continuó a través de los Apóstoles y otros, como Felipe y Esteban)
. (Hechos 3: 1-9; 5: 12-16; 6: 8; 8: 5-8; 14: 8-10; 19: 11,12)
a. Las epístolas son cartas escritas a iglesias establecidas y creyentes convertidas, según las enseñanzas del Libro de los Hechos.
b. Entonces, cuando la sanidad, se menciona en las epístolas, el Libro de los Hechos, es el contexto que dio la información para que las epístolas fueran escritas, recibidas y entendidas.
C. Una de las cosas que el cristianismo significó para ellos, es que la gente fue sanada.
d. En ningún lugar del libro de los Hechos, narra una historia, que alguno no fue sanado, porque no era la voluntad de Dios.
3. d. En ningún lugar del libro de los Hechos, narra una historia, que alguno no fue sanado, porque no era la voluntad de Dios.
a. (I Corintios. 12: 28) Dios puso dones de sanidades en la iglesia.
1. Los dones, son regalos, manifestaciones y formas en que el Espíritu Santo se manifiesta demuestra a los creyentes. (I Corimtios.12: 4: 11).
2. Estas manifestaciones operan por la fe, como Él quiere, para el bien común. Versículo 7; 11
b. (Santiago 5: 14,15) Santiago les dice a los creyentes, que deben hacer cuando están enfermos
1. Recuerde el contexto, en que el libro de Santiago fue escrito. El Libro de los Hechos.
2. Tenga en cuenta, que la oración de fe sanará a los enfermos y si hubieran cometido pecados les serán perdonados
3. Este poderoso versículo sobre la sanidad, es la única referencia que menciona en el Nuevo Testamento a Job. (Santiago 5: 10,11)
4. Jesús explicó la oración de fe en (Marcos 11:24) cree que la tiene, antes de verla y experimentarla.
b. (I Pedro 2:24; III Juan 2) Tenemos dos comentarios inspirados por el Espíritu Santo, de dos hombres que vieron a Jesús sanar y ministraron sanidad, antes y después de la crucifixión, resurrección y ascensión.
1. Ellos tuvieron un estudio bíblico personal con Jesús tomaron la cita de (Isaías. 53; Lucas 24: 44,45, XNUMX).
2. El evangelio y la sanidad van de la mano, se ve en el Libro de los Hechos.
4. Un tema principal que se encuentra en las epístolas, es que los cristianos son el Cuerpo de Cristo.
(Efesios. 5:30; 1: 22,23; I Corintios. 12: 27)
a. La enfermedad tiene tanto derecho a nuestros cuerpos como a Jesús en nuestro corazón, (Hechos 9: 4,5)
b. Un argumento importante, contra el pecado para un cristiano, es que estamos tomando el cuerpo de Cristo y usándolo como instrumento de pecado. (I Corintios. 6: 15 – 20)
C. También es un excelente argumento contra la enfermedad en el cuerpo de un creyente.
d. Jesús sustenta y cuida su cuerpo. Él no lo enferma. (Efesios 5:29)
5. Ahora, estamos unidos a Jesús, verdaderamente como una rama de una vid. (JUAN 15: 5)
a. A través de la unión con Cristo, tenemos la vida de Cristo en nosotros. (I Juan.5: 11,12 – XNUMX)
b. Tenemos el privilegio, de reclamar salud para nuestro cuerpo.
(II Corintios. 12: 9,10-8; 11: XNUMX; Romanos. XNUMX:XNUMX)
C. (Efesios 3:19 Para que seamos llenos (a través de toda la plenitud de Dios - [es decir] puedas tener la medida más rica de la Presencia divina, y llegar a ser un cuerpo completamente lleno e inundado de Dios mismo.
d. Es nuestro privilegio disfrutar de la salud del cuerpo de Cristo, la salud y la vida del mismo Señor Jesús

1. Primero veamos el contexto. Pablo está reprendiendo a los corintios, por la forma en que estaban practicando la Cena del Señor. Versículo. 18-22
a. Había división, borrachera y glotonería en sus asambleas
b. v20: cuando se juntaban para sus reuniones, para celebrar la cena del Señor; no era una cena para el señor, sino para ellos mismos.
por el Señor que comes.
2. Luego, Pablo Jesús les aclara lo que es la comunión y el partimiento del pan. Versículo 23-26.
a. Versículo 23 Evidentemente, Jesús mismo instruyó a Pablo, sobre la comunión.
(Hechos 1:11,12; Gálatas. XNUMX: XNUMX)
b. Versículo 26 Por cada vez que comes este pan y bebes esta copa significa que, estás representando, proclamando, la muerte del Señor hasta que Él venga de nuevo.
3.El servicio de comunión Corintio, fue irreverente, indigno y degradante.
a. Versículo 27 Entonces, quien coma el pan o beba la copa del Señor indignamente, será culpable de profanar y pecar contra el cuerpo y la sangre del Señor.
b. Versículo 29 Paro cualquiera que coma y beba, sin discriminar y reconozca con el debido temor, que es el cuerpo de Cristo, comerá y beberá una sentencia, un veredicto de juicio sobre sí mismo.
C. Su irreverencia, es falta de reconocimiento del valor, del sacrificio de Jesús; les trajo juicio en forma de enfermedad y muerte.
4. Observe estos puntos:
a. La enfermedad, que estaban experimentando, era totalmente prevenible. Podrían haber estado cuidándose y examinándose a sí mismos. Discernir su pecado y arrepentirse.
b. El juicio llega a aquellos que "deliberadamente ultrajan la gracia y la misericordia de Dios".
C. Juicio de Dios llega, porque no reconocen que el cuerpo de Cristo, fue quebrantado por nuestra salud física. (Gálatas. XNUMX:XNUMX)
Permiten cosechar el fruto de su pecado por eso Dios retira Su protección. (I Corintios.5: 1 -5)
5.Si el hecho de no reconocer y reverenciar, el significado del sacrificio del cuerpo del Señor enfermó a los corintios, reconocer y reverenciar, lo que hicieron Su cuerpo y Su sangre nos mantendrá bien, nos sanara.
a. Muchos cristianos de hoy están enfermos porque no reconocen que el cuerpo de Cristo fue quebrantado por su salud física.
b. No están, siendo juzgados en el mismo sentido que los corintios, pero su falta de conocimiento los está matando. (Oseas 4: 6)

1. Cuando miramos la Biblia, no vemos ninguna enfermedad antes de que ocurra el pecado, no vemos ninguna enfermedad después de eliminar el pecado, y en el medio, vemos a Dios quitando la enfermedad y sanando a las personas.
2. (Mateo. 8: 1-3) Cuando un leproso, se acercó a Jesús, reconoció el poder de Jesús para sanar, como no estaba seguro de su voluntad de sanar, Jesús corrigió su entendimiento.
a. Versículo. 3. Cuando extendió su mano y lo tocó, dijo: “¡Por supuesto que quiero ser sanado!
b. Cuando vienes a Dios por sanidad dudando de su voluntad, lo primero que tienes quiere hacer, es corregir tu fe, usted lo puede hacer a través de Su palabra.
C. Él te dice: ¡Por supuesto que quiero!
3. Si Dios proporcionó la salvación, que incluye sanidad para usted, aun cuando era un pecador. (Romanos. 5: 8)
a. Si Él, nos proporcionó sanidad mientras éramos pecadores. ¿Por qué, lo retendría ahora que somos Sus hijos? (Romanos. 5:10; 8:32)
si. ¡Dios está dispuesto, ansioso por curarte! ¡¡Créelo!!