La gracia de Dios

Descargue en archivo PDF
(-) LA LEY, LA GRACIA Y LA IRA DE DIOS.
(-) El CASTIGO ETERNO
(-) DIOS CARGO TODA SU IRA SOBRE LA CRUZ
(-) LA VERDAD SOBRE LA GRACIA
(-) LA OBRA DE LA GRACIA.
(-) GLORIFICADO A DIOS A TRAVES DE LAS OBRAS.
(-) LA LEY DEL DIOS.
(-) DIOS NO ESTA LOCO CONTIGO
(-) LOS CREYENTES Y LA LEY.

1. Cuando regrese Jesús, el mundo estará gobernado por el inicuo, que tiene el poder de Satanás. Este hombre blasfemo (falso cristo) o anticristo de satanás, engañara a la humanidad y vendrá en lugar de Cristo, presidirá un cristianismo falso, más tolerante y liberal, profanado el cristianismo bíblico. (II Tesalonicenses. 2: 8-10; Apocalipsis. 13). a. Este evento particular, no saldrá del vacío, el falso profeta, ha estado mucho tiempo preparando al mundo, para su venida; todas las cosas terribles de apostasía que estamos presenciando y el aumento de tergiversaciones de la biblia, acerca de quién es Jesús, por qué vino a la tierra y qué mensaje predicó, se está perdiendo, incluso entre aquellos que profesan ser cristianos.
b. Cuando vemos estas cosas, nos acordamos de la advertencia de Jesús de "no ser engañados” (Mateo 24: 4) tenemos que tomar tiempo para reconocer al verdadero Jesús, el Jesús que se revela en las Escrituras, si no hacemos eso, caeremos en las artimañas del error. (Salmos. 91: 4)
2. En la última lección, hablamos, de que en estos últimos años, ha habido una gran explosión en la enseñanza de la gracia en la Iglesia, si bien, parte de esta enseñanza es buena, gran parte, es falsa e inexacta, porque, ha llevado a conclusiones erróneas a quienes no están familiarizados con la verdadera enseñanza bíblica.
a. La gracia, se ha convertido en una excusa para el libertinaje del pecado, (Judas 4: II Pedro 2: 1-2) cada vez, más común escuchar a los supuestos "cristianos" ignoran a lo que la Biblia dice, acerca de vivir vidas santas, porque, según ellos, "estamos bajo la gracia y no bajo la Ley" y "que no está enojado con nosotros, y que Él, ya lo hizo todo por nosotros.
Es como el fuego de la botella borracha, donde todos, se sientan en círculo y uno susurra al otro al oído sucesivamente, moviéndose alrededor del círculo hasta que el mensaje haya pasado a todos, así hace que el fuego sea divertido, y el mensaje inicial sea distorsionado, al finalizar, del círculo.
1. Es como el fuego de la botella borracha, donde todos, se sientan en círculo y uno susurra al otro al oído sucesivamente, moviéndose alrededor del círculo hasta que el mensaje haya pasado a todos, así hace que el fuego sea divertido, y el mensaje inicial sea distorsionado, al finalizar, del círculo.
2. Los hombres sinceros de Dios, han enseñado y enseñan sobre la gracia, la Ley y la ira de Dios, que aunque no, son del todo precisas, hay errores han sido mal expresados y deformados a medida que se difunde el mensaje. El Padre Dios nos ama y quiere que seamos felices, Él nunca, nos diría que hagamos algo, que no, nos hace felices.
3. En estar familiarizados con la verdadera doctrina de la gracia, es fácil para nosotros, reconocer el error lección, continuaremos mirando lo que la Biblia dice, acerca de la gracia; cuando estamos

1. En (Efesios. 1: 4-5) dice, que Dios nos creó para convertirnos en Sus hijos e hijas santos y justos a través de la fe en Cristo, su intención eterna, fue que vivamos y tengamos una relación fraternal con Él, que reflejamos Su gloria al mundo. Nosotros, hemos sido creados y designados para la alabanza de Su gloria. (Efesios. 1:12)
a. El pecado frustró el plan de Dios. Cuando Adán pecó, todos los hombres se convirtieron en pecadores por naturaleza, El pecado nos incapacitó para cumplir el propósito que fuimos creados. Un Dios santo y justo, no puede tener pecadores como hijos e hijas, porque sus hijos tienen las mismas características del Padre. (Romanos. 5:19; Efesios 2: 3)
b. Jesús vino, para pagar, recuperar y extinguir al hombre del pecado, a través de su sacrificio en la cruz, haciendo posible que los pecadores, se transformen en hijos e hijas de Dios. (Hebreos. 9:26; JUAN 1:12)
C. Jesús, vino a este mundo para salvar a los pecadores del pecado, del castigo (separación eterna de Dios) y del poder de satanás, a fin, que el plan de Dios de tener hijos e hijas santos y justos se pueda realizar. (1 Timoteo. 15: XNUMX)
2. (II Timoteo. 1: 9) Pablo (un testigo ocular del Señor Jesús resucitado, a quien personalmente se le revelo el evangelio que debía predicar) escribió, que Dios, nos ha salvado de acuerdo con su propio propósito y gracia, que nos fue dada en Cristo antes dela fundación del mundo, consideremos, estos puntos. a. Dios nos ha llamado para ser santos, según su propio propósito eterno en Cristo (filiación, relación, gloria). Como usted puede ver, nuestro propósito es su propósito, somos salvos para cumplir su propósito.
Hay una diferencia, la gracia verdadera agrada y obedece a Dios, pero la gracia contemporánea se centrada en sí mismo, olvidando, que Jesús murió para que ya no viviéramos para nosotros, sino para Él. (II Corintios. 1: 5)
2. La iglesia, ha sido influenciada por los principios del mundo occidental del siglo veinte, gran parte de la predicación popular, suena como de seminarios motivacionales de liderazgo. Jesús vino a ensenarnos el camino correcto de cómo vivir para agradar a Dios, lo que significa éxito y prosperidad en esta vida, es solo un pasatiempo, la gracia es eterna, nuestra esperanza, esta con Cristo en su gloria.
A. Las tergiversaciones populares sobre Jesús en el cristianismo modero, desvían las enseñanzas y fomentan que la gracia, sea inexacta.
B. Si Jesús vino a la tierra para darnos una buena vida, hacernos felices y ayudarnos a cumplir nuestros sueños, entonces, nuestra doctrina, no tiene sentido; el vino a la tierra para revelarnos su infinita gracia, solo conocer su gracia, nos hace felices, las cosas de este mundo son una razón inferior. ¡Debemos tener en cuenta, que estamos bajo gracia ahora, no bajo el libertinaje de la gracia!
C. Dios nos ha llamado, salvado según su gracia. Dios Todopoderoso, creó a los seres humanos sabiendo que elegiríamos ser independientes de Él por el pecado, que nos incapacita para tener comunión con Dios.
1. Todos los hombres, son culpables de pecado ante un Dios santo y merecen castigo (separación eterna de Dios en el infierno). No hay nada que podamos hacer para rectificar nuestra situación que solo aceptar su gracia.
2. El corazón de Dios no hay lugar para castigar a los hombres que han aceptad su gracia, sino cumplir Su propósito de tener comunión y armonía; el pecado, le dio a Dios la oportunidad de demostrarnos el poder maravilloso de su gracia redentora.
A. La gracia, es un favor inmerecido que Dios, nos muestra para salvarnos del pecado y el castigo a través de la Cruz de Cristo.
1. En (Romanos. 5: 6) dice: “Porque Cristo cuando éramos débiles, a su tiempo murió por los impíos”
2. En (Efesios. 2: 5) “Aun estando nosotros muertos en pecado, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos)” Por gracia, Él nos liberó del juicio y nos mostró su salvación.
B. Misericordia, suple la necesidad de parte de quien lo recibe y satisface la bondad de quien lo muestra. A través de Su gracia, extendida en la Cruz, Dios ha satisfecho nuestra mayor necesidad, la salvación de nuestros pecados.
3. La gracia de Dios, se ha expresado hacia nosotros para proporcionarnos, lo que necesitamos para liberarnos completamente del pecado (su castigo y su poder) y transformarnos en hijos de Dios, justos, santos, y sin culpa. La gracia es el único medio que Dios está usando para restaurarnos al propósito por el cual fuimos creados, a través de la fe en Cristo.

1. La palabra griega traducida para obras, que se usa de varias maneras en el Nuevo Testamento, simplemente, significa trabajo, tarea o empleo, escritura o acto
a. Las obras, son resultado de la gracia, aquí gracia se manifiesta en la obediencia; es un contraste, no puede haber gracia sin obediencia, ni obediencia sin gracia. Somos salvos del pecado por la gracia de Dios, no por nuestras buenas obras. (1 Timoteo 9: 2; Efesios 8: 9-3)
1. Hay dos formas de recibir y obtener algo, por obras o por gracia. Cuando obtienes algo, por obras, lo ganas por tus esfuerzos, es un premio justo y correcto, sabes lo que ganaste. (Es como un cheque de pago
2. Pero la salvación es un regalo de Dios, no tenemos que hacer nada de nuestra parte, es por gracia, (regalo) porque no hay nada que podamos hacer para obtener la salvación, nada que podamos hacer para merecerlo y ganarlo.
A. Como ya hemos estudiado antes, lo recibimos creyendo en el evangelio. No podemos exaltarse y tener prestigio por un regalo, porque la gloria y la alabanza, se lleva, el que nos dio el regalo.
B. (Efesios 2: 8-9) “Esta [salvación] no es de ustedes mismos, ni de su propio esfuerzo, es el don de Dios, no por obras para que nadie se enorgullezca”
C. Retrocedamos y miremos el contexto de (Efesios 2: 8-9) En el versículo1-3. Pablo. Les recordó a sus lectores su condición antes de recibir el don de la salvación, estaban muertos en sus delitos y pecados, siguiendo la corriente de este mundo malvado, bajo el dominio de satanás, haciendo los deseos de su carne por naturaleza de hijos de ira.
1. (Efesios. 2: 4)“¡Pero Dios, que es tan rico, en su misericordia!, con su maravilloso e intenso amor con el que nos amó ” versículos 5-6, cuando estábamos muertos en pecado, a través de la Cruz, nos dio vida con Cristo, y nos resucitó con Él, tenga en cuenta que en medio de su declaración, Pablo, nos recuerda que
A. Note, su declaración, Pablo dice: “por gracia sois salvos por medio de la fe”.
B. Efesios 2: 5: [Porque] es por gracia, por su favor y misericordia que no merecíamos, que somos salvos (liberados del juicio y hecho partícipe de la salvación de Cristo).
2. Pablo, les recordó a ellos y a nosotros, por qué Dios hizo esto; recordemos el panorama general: versículo 7: para mostrar en los siglos venideros cuán inmensas son las riquezas de su gracia.
2. En (Tito 3: 4-7) Encontramos, otra declaración que contrasta entre la gracia y las obras. Dios nos salvó, no por ninguna obra buena que hayamos hecho, sino los méritos de su misericordia y gracia derramada sobre nosotros a través de Jesús.
a. Pero, cuando Dios nuestro Salvador puso de manifiesto su bondad y amor por los hombres, nos salvó, no por ninguna acción recta que hubiéramos hecho, sino por su propósito misericordioso mediante, el nuevo nacimiento (regeneración) y renovación del Espíritu Santo.
c. Dios, motivado por el amor, nos ha tratado con gracia y misericordia, envió a su Hijo a morir por nuestros pecados y librarnos de un castigo justo y correcto por la desobediencia de Jesús, a través de su sangre.
1. Cuando reconocemos a Jesús, como nuestro Salvador y Señor, el poder limpiador de su sangre preciosa borra todos nuestros pecados y maldades.
A. Esta limpieza del pecado, abre el camino para que el poder del Espíritu Santo, nos transforme en hijos a través de la regeneración o un nuevo nacimiento, todo este milagro, es posible por la gracia de Dios.
B. Con el poder de limpieza, que nos da un nuevo nacimiento y el poder renovador del Espíritu Santo tenemos nueva vida y vamos a la perfección.
2. Regeneración, se compone de dos palabras griegas que significan, que significan regeneración y generación o renacimiento.
Renovar significa hacer nuevo, quitando lo viejo. Es la renovación, que hace a una persona diferente a lo que era en el pasado.
A. Ahora en Cristo, por la gracia de Dios, somos pecadores injustos, no hemos convertido en hijos o hijas santas y justas de Dios, que tiene futuro y una esperanza, no solo en esta vida, sino en la vida venidera.
B. Y todo se debe a la gracia de Dios, no a ninguna acción nuestra, ni obra buena; el trabajo y las obras nuestras, no nos transforma, lo hace la gracia de Dios por la fe en Cristo.
3.Volvamos a (Efesios 2:10) en este pasaje, la palabra obras, se usa para significar algo que podemos hacer, de hecho como hijos de Dios, porque para eso fuimos creados.
a. En el contexto, de las declaraciones de Pablo, sobre Dios salvándonos por su gracia o través del don (gracia) por medio de la fe; nuestra salvación es la obra de Dios.
1. Poiema” quiere decir, mano de obra, es la palabra griega, que significa hacer o crear.
2. Esta, es una referencia a nuestro nuevo (segundo) nacimiento, que a través de la transformación interna que ha ocurrido en nosotros, nos ha convertido en Su propia obra, Su diseño, porque él somos l que somos.
a. Recuerde, la meta de la salvación, es la transformación, para la restauración para ser conforme al propósito eterno de Dios, hijos e hijas, que glorifiquen a Dios y tengan una relación fraternal llena de amor y obediencia.
1. Ahora estamos en El, Su mano de obra recreada en Cristo Jesús para “hacer buenas obras" que Dios mismo, predestinó para que sean nuestro estilo de vida diario"; "las cuales el preparo de antemano para que andemos en ellas”.
2. . No podemos, salvarnos de nuestro pecado por nuestras propias obras, pero ahora los que hemos recibido el don de la salvación, debemos hacer buenas obras. Tenemos que demostrar evidencias externas del cambio interno que Dios hizo en nuestras vidas a través, de su gracia.
C. Volvamos un momento a (Tito 2: 14) y encontraremos que la palabra usada aquí, se usa de la misma manera que en (Efesios 2:10) Jesús se entregó a sí mismo, para purificar a un pueblo peculiar (como Su posesión) santo y celoso de toda buena obra. Los cristianos siempre están ansiosos y entusiasmados de hacer cosas buenas y correctas por la gracia de Dios.
1. Lamentablemente, la iglesia, debido a la enseñanza falsa sobre la gracia, las obras, y el trabajo, no parecen buenas palabras, cuando la verdadera gracia dice: “Que fuimos creados para hacer buenas obras, para glorificar Dios, a través de las obras que hacemos, las acciones que tomamos, las vidas que vivimos
2. Estas obras, porque ya somos salvos, no nos llevan a ganar bendiciones porque, ya somos bendecidos; solo son expresiones de nuestro amor y obediencia a Dios, porque sabemos porque estamos aquí, es decir, para mostrarle al mundo la salvación y el conocimiento de Jesús, porque fuimos restaurados para su propósito, a través de la gracia de Dios.
3. (I Pedro 2: 9) Porqué somos un linaje elegido, un real sacerdocio, una nación santa, un pueblo adquirido o comprado [por Dios], para exponer sus hechos maravillosos y mostrar las virtudes y perfecciones de Aquel que nos llamó de la oscuridad a Su luz maravillosa.

1. XNUMX. Si Jesús es nuestro Señor y Salvador, entonces, se han producido cambios internos tremendos, que poco a poco comenzarán a manifestarse externamente; la palabra "comenzar" quiere decir, nacimiento es el comienzo de un proceso que finalmente, será del agrado de Dios y esta. en cada pensamiento, palabra y acción que hagamos.
2.3. En este momento, hemos terminado la lección de cómo la gracia de Dios, nos convierte en hijos e hijas justos y santos de Dios, pero aunque, no completamente santos y justos en todo lo que hacemos, vamos camino a la perfección. debería ser nuestro objetivo, entender el propósito final de la salvación, para llegar a ser santos y sin mancha. (I Juan. 2: 3)
a. Explicaremos, este tema, con más detalle a medida que seguimos avanzando en esta serie, sin embargo, tenemos, que empezar a ver los dos lados de la gracia. La gracia, no es una excusa para vivir en pecado, porque tenemos la naturaleza de Dios y Dios con su gracia ha hecho una obra maravillosa de cambio y transformación en nuestras vidas. “El que ha comenzado un buen trabajo en nosotros, lo completará hasta el día postrero” (Filipenses 1: 6).
b. Dios, por su gracia, nos ha purificado y está santificándonos por medio de la renovación del Espíritu Santo, es un proceso, una limpieza progresiva a través de la Palabra de Dios.
3. (II Corintios. 3: 18) “por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria de Señor, somos transformados de gloria en gloria, a la misma imagen por el Espíritu del Señor”
4. ¡Mucho más, en las proximas lecciones!